¿Qué es un Think Tank?

¿Qué es un Think Tank?

Este suele tratarse de una actividad esencial a la hora de realizar todo tipo de trabajo. Sin embargo, en ciertas ocasiones, resulta incluso más importante, ya que reflexionar podría llegar a consistir en la principal labor a desarrollar dentro de nuestra profesión.

¿En qué consiste?

Lo cual resulta ser el caso de quienes trabajan dentro de un Think Tank, que podríamos traducir como “centro de reflexión” o “laboratorio de ideas”. Pero si te interesa conocer más, lo mejor es que sigas leyendo, ya que dedicamos este post especialmente a este tema.

Los think tank consisten en espacios usados con el propósito de analizar los retos que presenta una sociedad y de este modo poder proponer posibles soluciones.

Dicho de otro modo, son organizaciones, instituciones y/o grupos de especialistas interdisciplinares los cuales tienen como finalidad el estudio de algún determinado asunto (bien sea social, tecnológico, político, científico, militar o económico) para poder ofrecer asesoramiento e ideas en torno al mismo.

Manteniendo el significado literal de su nombre en inglés tanque de pensamiento, estas entidades pretenden buscar la reflexión intelectual acerca de temas de diversas índoles y así ser capaces de proporcionar un consejo acertado para organizaciones o partidos políticos que podrían o no, emplear sus directrices dentro de sus ámbitos de actuación.

De este modo, los Think Tank cuentan con el propósito de movilizar la opinión pública y promover el debate; por lo que no es de sorprender que entre sus herramientas más frecuentes se encuentre la publicación de informes donde ofrecen tanto recomendaciones como propuestas.

Y definitivamente, podríamos decir que su principal finalidad no consiste en generar polémica, sino en fomentar la progreso de la sociedad; ya que dentro de un entorno que se vuelve más confuso con el paso del tiempo a causa de las enormes cantidades de información generada, el trabajo de los pensadores se trata de diferenciar aquello que solo es superfluo de lo que realmente es relevante.

Son independientes, pero podrían llegar a estar influenciados

  • En un inicio, los Think Tank suelen destacar por ser entidades independientes, sin embargo, es preciso señalar que existen varias de ellas que se encuentran directamente vinculadas con alguna tendencia política, por lo que las ideas que ofrecen podrían llegar a contar con cierta influencia no solo en los partidos, sino también sobre la opinión pública.
  • No obstante, incluso en esta clase de situaciones, estas entidades o centros de reflexión siempre intentan mantener cierta distancia en cuanto a los partidos políticos con los cuales suelen relacionarse, por lo que en muchos casos suelen proporcionar estudios e ideas que no se encuentran conforme con los programas políticos de dichos partidos.

persona mayor sola en un bar

  • Cabe mencionar igualmente que los Think Tank intentan establecer las líneas maestras que sería posible seguir, o que podrían generarse en ciertas cuestiones, a fin de contribuir en una mejor gestión de los temas públicos, como por ejemplo, las políticas públicas en torno al empleo, educación y sanidad, el futuro de las pensiones, el libre mercado, el impacto de la tecnología, la demografía o el desarrollo urbano, entre otras cosas.
  • Además, teniendo en cuenta que cada uno de los ámbitos profesionales requiere tanto de reflexión como de progreso, podríamos decir que resultaría apropiado desarrollar un laboratorio de ideas para cada uno de ellos.
  • No obstante, no se puede negar que existen determinadas disciplinas donde son más necesarios que en otras, como por ejemplo, dentro del sector de la economía, las relaciones internacionales, la sociología y la ciencia política, etc., donde suele ser usado como un recurso frecuente.
  • Por esto, no es de sorprender que con el paso del tiempo sea más común descubrir a través de las noticias que el Instituto de la Unión Europea para los Estudios de Seguridad o tal vez que el Consejo Europeo de Relaciones Internacionales cuentan con un Think Tank.

¿Cuál es su origen?

El origen de los Think Tank destaca por ser mayormente anglosajón, ya que aproximadamente un tercio de los casi 6.000 que existen a nivel global resultan ser estadounidenses.

Los mismos ganaron una gran popularidad después de la II Guerra Mundial, ya que la guerra fría entre EE.UU y Rusia, al igual que la creciente influencia sobre la sociedad que tuvieron los partidos políticos, terminaron por favorecer el desarrollo de estos centros de reflexión, en un comienzo, con el propósito de fomentar o reforzar determinadas opiniones.

No obstante, al poco tiempo empezaron a surgir laboratorios de ideas más independientes, cuya vocación se caracterizaba por ser rigurosa y “académica”, y menos partidista.

¿Para qué sirven?

Después de conocer qué es un Think Tank, podría decirse que su propósito final consiste en influenciar, ya que con la finalidad de fomentar el cambio mediante ideas y redes, cada uno de los miembros de uno de estos centros de ideas, hacen uso de diversas tácticas que destacan a causa de su independencia tanto política como ideológica.

Por lo que sería posible señalar que sirven para movilizar ideas y conocimientos, influyendo sobre el proceso de formulación de políticas. Pero aparte de impulsar políticas sociales y económicas, sirven igualmente para:

  • Desarrollar y fortalecer espacios tanto de debate como de diálogo.
  • Crear futuros paneles políticos que permitan una toma de decisiones efectiva.
  • Fomentar el debate público.
  • Intermediación de ideas.
  • Canalizar y asignar fondos para movimientos, al igual que para otros actores políticos.
  • Proponer soluciones creativas y prácticas.

Ahora que sabes que es un Think Tank ¿te interesaría elegirlo como opción laboral? ¡Coméntanos!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *