Cómo saber si necesito un ERP en mi negocio

El desarrollo correcto de los procesos internos de una empresa es fundamental para demostrar su fortaleza, por lo que estos deben hacerse en tiempos determinados, de modo que puedan mantener un buen ritmo de trabajo para poder cumplir sus objetivos.

Todas las empresas llegan a detectar ineficiencia en sus distintos departamentos de trabajo, por lo que es importante encontrar una solución adecuada a los mismos, y esa suele ser la implementación de un ERP que se especialice en el tipo de empresa en cuestión.

Un ERP es un software de gestión ERP utilizado por las empresas para la automatización de sus procesos, los cuales pueden ser básicos o complejos, pero que facilitará a los empleados de la misma que se enfoquen otras tareas de mayor importancia y valor, optimizando así su tiempo de trabajo.

Claves para saber si necesito un ERP en mi negocio

Dada la importancia que tiene ese tipo de software para una empresa, consideramos relevante que conozcas cómo saber si necesita un ERP tu negocio, así que en este artículo te daremos todos los detalles en ese sentido.

1.      No cuenta con procesos centralizados

Uno de los motivos por los que puede estar necesitando un ERP tu negocio, es porque no haya procesos centralizados en el mismo, ya que cada departamento dentro de este debe utilizar un software diferente para el registro de sus datos, haciendo que la transmisión de ellos a otras áreas sea más complicado y lento.

Es necesario que haya una buena interacción entre los distintos departamentos de una empresa, por ello un ERP te servirá para que se almacene todos los datos e informaciones en un mismo lugar, ahorrando tiempo a sus trabajadores, pero sobre todo dinero que se tendría que invertir en cambiar el software de transmisión de datos.

Además, al no tener procesos centralizados en un mismo software como un ERP, el riesgo de que se pierdan informaciones importantes para tu negocio es mayor, y esto puede convertirse en un gran problema que dificulte poder cumplir los objetivos de una empresa.

Gracias al uso de un ERP en tu negocio, tendrás la información actualizada en tiempo real, algo de mucha importancia para que sea más productivo, además de que podrás detectar fallos que tengan que ser subsanadas de forma inmediata para evitar futuros inconvenientes.

2.      La recuperación de datos es más complicada

Muchos de los negocios utilizan hojas de cálculo para el registro de datos importantes, y otras usan sistemas de almacenamiento que deben ser monitoreados y actualizados constantemente.

En ambos casos se hace más difícil recolectar los datos que hay en ellos, entorpeciendo que se pueda cuantificar el porcentaje de ventas obtenidas, KPI’S, u otro tipo de métrica que se esté necesitando.

Para que se pueda optimizar los beneficios al utilizar un ERP, lo ideal es que los trabajadores de tu negocio cuenten con acceso a datos claves del mismo, ya que podrán hacerlo de forma rápida, sin que eso signifique tener que buscar en lugares diferentes en cada ocasión.

Con un ERP tu negocio tendrá una visión general de sus operaciones en cualquier momento, así que todos los miembros tendrán acceso a los datos correctos que les permitirán hacer un trabajo más eficiente, y que al final se verá reflejado en el cumplimiento de los objetivos.

3.      Su contabilidad lleva mucho tiempo y es complicada

La administración de un negocio es muy importante, por ello si notas que su proceso de contabilidad se vuelve muy lento y complicado, sin duda alguna estás necesitando un ERP, ya que este tipo de software beneficia de primero al departamento mencionado.

Con un ERP tu negocio conseguirá que sus facturas y órdenes de ventas estén al día de forma digital, de modo que tus trabajadores no tendrán que transferir los datos del papel al sistema digital, desperdiciando así un tiempo valioso que pueden emplear en tareas más útiles que mejoren su productividad en la empresa.

En lugar de trabajar por horas haciendo la contabilidad de tu negocio, con un ERP se puede procesar sus operaciones en segundos, y ese tiempo restante puede ser usado por los trabajadores para ejecutar tareas que mejoren la producción en general de la compañía.

4.      Se elaboran informes financieros que son muy pesados

La elaboración de informes financieros para algunos negocios se vuelve algo muy pesado, por lo que si ese es el caso del tuyo, en lugar de invertir un gran número de horas en actividades manuales de contabilidad, utiliza en él un ERP que te ayudará a elaborar informes de una forma más fácil, y eficiente.

Al utilizar un ERP, el departamento financiero de tu negocio podrá decirle adiós a las aplicaciones de software diferentes, y a las hojas de cálculos, permitiendo que en poco tiempo veas un impacto positivo en dicha área.

5.      No existe conexión con el departamento comercial

En todas las empresas es importante que haya una buena gestión de inventario, algo que es sencillo para los negocios pequeños, pero que se vuelve un poco complicado cuando las operaciones comienzan a crecer, y es ahí cuando sabrás que estás necesitando de un ERP.

Un software de este tipo te permitirá monitorear y hacer un seguimiento de la cantidad de productos que tiene tu negocio, además de cuál es la ubicación de los mismos, para que así sepas qué puedes ofrecerles a tus clientes.

Evita que haya un cruce de información que te haga quedar mal frente a tus clientes. Mantén el inventario de tus productos actualizados utilizando un ERP, que además evitará que llegues a quedarte sin stock de alguno de ellos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *